El Pastor Alemán

La cabeza debe estar proporcionada con la talla del perro sin ser pesada ni grosera de aspecto general seco moderadamente ancha entre las orejas. La altura a la cruz es de 60-65 cm. en los machos, y de 55-60 cm. en las hembras. El largo del dorso es 10 a 17% mayor que la altura a la cruz.

El perro de pastor alemán debe ser equilibrado, de nervios firmes, seguro de sí mismo, absolutamente sereno (excepto en una situación irritante o excitante), noble, atento y dócil, y debe poseer espíritu de lucha y firmeza de carácter, para ser apto como perro de compañía, de guarda y de protección. Los Ojos deben ser medianamente grandes, de forma almendrada, algo oblicuos y no prominentes. El color de los ojos deben ser negros. Ojos claros y hundidos no son deseables, ya que influyen negativamente en la expresión del perro. Uñas negras.

El perro de pastor alemán tiene orejas de tamaño mediano, y ha de llevarlas erguidas, derechas y bien implantadas (ni ladeadas ni encogidas) terminadas en punta y orientadas hacia delante. Orejas que se doblan o cuelgan se consideran deficientes. Cuando el perro está en movimiento o en r eposo, la colocación de la orejas hacia atrás no se consideran defecto.

El cuello debe ser fuerte, bien musculado, con la piel estirada, sin papada floja. Su inclinación en relación con el dorso es de 45% aproximadamente.

La línea superior del cuerpo discurre desde la base del cuello, a través de la cruz bien desarrollada, alta y alargada y un dorso ligeramente inclinado (a la línea horizontal) hasta la grupa ligeramente inclinada, sin interrupciones visibles. El dorso es proporcionalmente alargado, firme y fuerte, y bien musculado. El lomo es ancho, corto, fuertemente desarrollado y bien musculado. La grupa debe ser larga y ligeramente inclinada (aproximadamente 23 grados respecto de la línea horizontal) y debe llegar sin interrupciones de la línea superior hasta el nacimiento de la cola.

El pecho debe ser proporcionadamente ancho; la parte inferior deseablemente larga y notoria. La profundidad del pecho debe ser de 45 a 48% de la altura a la cruz. Las costillas deben estar moderadamente arqueadas. (El pecho excesivamente arqueado, en forma de tonel, constituye un defecto, igual que el pecho con costillas demasiado planas).

La cola llega por lo menos hasta el corvejón, pero no puede rebasar la mitad del metatarso, en su parte inferior tiene pelos algo más largos y ha de llevarla en forma de arco moderado dirigido hacia el suelo. En caso de excitación y en el movimiento la lleva más elevada, pero sin rebasar la línea horizontal. Cualquier manipulación correctiva de la cola está prohibida.

back to top